Feliz día Mundial del Medio Ambiente y cómo nuestras gaditanas nos ayudan a superar el Protocolo de Kioto

5 Jun

En el día de hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, iniciativa de las Naciones Unidas que desde 1973 trata de sensibilizar a la población humana acerca de las cuestiones y problemáticas ambientales. Desde FAMAR no queremos olvidar este aniversario, pero tampoco queremos quedarnos sólo en él. Por ese motivo, desde FAMAR seguiremos trabajando por divulgar y difundir a todos vosotros, y a la sociedad en general la importancia de los ecosistemas naturales y de las praderas de fanerógamas marinas, así que disfrutad de este día y pensad en lo vulnerables y dependientes que somos, y en lo que necesitamos un medio ambiente de calidad para obtener nuestro bienestar.

Cymodocea nodosa entre dos aguas

Cymodocea nodosa entre dos aguas

Por otro lado, ayer apareció en los medios la noticia de que España es de los pocos países de la Unión Europea que no ha conseguido cumplir sus compromisos con el Protocolo de Kioto e incrementó sus emisiones por encima del límite que marca Kioto. El cumplimiento de Kioto se mide por las emisiones de CO2 para la media del periodo 2008-2012 con respecto al nivel de 1990. Sin embargo, no todos los actuales miembros de la Unión se comprometieron por igual. Los 15 que formaban parte de ella cuando se firmó el protocolo (1997), incluida España, decidieron ir en conjunto de forma que cada uno debía reducir un 8%. No obstante, se decidió repartir la carga entre los 15 de manera que, mientras países como Alemania tenían que emitir un 21% menos, otros podían aumentarla, y España, en concreto, podía emitir hasta un 15%. El problema es que España ha superado la barrera del 15% llegando hasta el 23.7%. Esto ha supuesto tener que comprar créditos de emisiones a otros países, lo que supone la friolera de 800 millones de euros (casi un tercio del tijeretazo que el gobierno dio a la educación en 2012).

El Protocolo de Kioto obliga a los países a reducir las emisiones de CO2 mediante la disminución del consumo de combustibles fósiles o mediante el aumento neto del secuestro de CO2 en sumideros de carbono biológicos como son los bosques (el llamado carbono verde o green carbon). Estos ecosistemas mediante el proceso de la fotosíntesis toman CO2 de la atmósfera, lo que sirve para contrarrestar las emisiones antropogénicas que producen el cambio climático. En los últimos años, multitud de estudios muestran el papel crucial que juegan los ecosistemas marinos y costeros como sumideros de carbono biológico, al ser áreas con una gran productividad biológica, lo que les permite actuar como importantes agentes de secuestro de CO2 (se conoce como carbono azul o blue carbon). Esta capacidad de secuestro tan importante que tienen los ecosistemas marinos había sido obviada hasta la fecha y sin embargo puede contribuir con casi el 50% del secuestro de carbono a nivel global. Dentro de los ecosistemas costeros las praderas de fanerógamas marinas, como las que tenemos en la bahía de Cádiz, están empezando a ser consideradas como auténticos puntos calientes en el secuestro de CO2 y por ello como ecosistemas cruciales en la lucha contra el cambio climático.

Pradera de Zostera noltii en Santibañez

Pradera de Zostera noltii en Santibañez

Dentro del grupo de investigación EDEA, nuestro compañero Gonzalo Egea se encarga de estudiar como el cambio climático afecta a nuestras gaditanas, y como éstas ayudan a contrarrestar el cambio climático a través tanto de la incorporación de carbono como del secuestro del mismo. En anteriores entradas, mostramos la gran producción primaria que tienen nuestras gaditanas, lo que daba lugar, según este estudio, a una retirada anual por parte de nuestras praderas de aproximadamente 72.200 toneladas de CO2 de la atmósfera. Si usamos la equivalencia actual entre tonelada de CO2 y crédito de carbono (relación 1:1), y el precio del crédito de carbono (crédito de carbono a día de hoy en torno a 5,2 € por tonelada de CO2) nuestras gaditanas ayudan a contrarrestar el cambio climático secuestrando una cantidad de CO2 que equivaldría a unos 2 millones de euros en el periodo 2008-2012. Es importante tener en cuenta que esto sólo tiene en cuenta las praderas de fanerógamas marinas del saco interno de la bahía de Cádiz y el precio actual del crédito de carbono, el cual se espera se incremente de un modo muy importante en los próximos años. Además sería necesario tener en cuenta todos los otros servicios que nos proporcionan las praderas de fanerógamas marinas (protección de costas, pesquerías, turismo, reciclado de nutrientes, etc) a la hora de poder dar un valor económico global de los beneficios que nos reportan.

Hay que considerar que esto es sólo un modo de presentar los datos desde un punto de vista meramente económico, pero que proporciona finalmente un valor global de la importancia que tienen nuestras gaditanas, y de este modo poder facilitar a los gestores una herramienta que les permita valorar desde un punto de vista económico la idoneidad de llevar a cabo ciertos proyectos en nuestras costas, y el coste que supone la pérdida de estos ecosistemas claves.

Desde FAMAR como siempre abogamos por la preservación y gestión eficaz de los ecosistemas naturales y de nuestro tesoro sumergido.

Saludos desde FAMAR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: