Nuestra Pepi

1 Abr

Querida Pepi,

Aunque hace un par de días te fuiste, mi corazón me dice que no te has ido, te siento conmigo. Has dejado una huella en mí, en todos nosotros. Hallamos compartido contigo más o menos tiempo, tu marca nos ha calado, me ha llegado tanto que ya no soy yo misma sino que, desde hace tiempo, tú eres parte de mí. Así lo siento y por eso sé que no te he perdido.

Doña Pepa, ¿Cómo ibas a pasar por mi vida sin hacerte notar? Sí, Pepi, ¡tú!.

Tú, Pepi, una madre coraje, una mujer tímida que se ve pequeñita pero que es grande y maravillosa… humana, una mujer sencilla que se supera cada día alentada por sus ganas de vivir y su entusiasmo. Una mujer que rebosa una vitalidad, energía y alegría que nos contagia, atrae y engancha.

Eres ejemplo de superación para todos nosotros, has ganado el pulso a tus miedos y, has compartido con nosotros la alegría del triunfante cuando alcanza su sueño irrealizable.

Sin darte cuenta nos unes porque tu amor nos traspasa y nos congrega. Con la candidez de tus palabras y caricias, la luminosidad de tu sonrisa y tu mirada nos aportas lo que eres: alegría, vitalidad, juventud, dinamismo, sencillez y  humanidad. Nos haces sonreír y sentirnos grupo, útiles y queridos en él.

Tus ganas de aprender, tu amor por la naturaleza y las fanerógamas marinas, tu gran pasión por las salinas…todo ello y mucho más nos ha hecho ver que tú eres “la sal de la vida”, tú eres esa “pizca de sal”, esa flor que nació en la Esperanza para quedarse en ella.

Gracias por darte así, a tu manera; por enseñarnos que la edad no es una dificultad; gracias por hacernos un hueco a los más jóvenes y gracias por regalarnos, a los más mayores y a los menos, tu cariño.  Gracias por sentir y hacernos ver que en cada una de las “cosas de la vida” se esconde un regalo. Gracias porque con tu ejemplo, el valor de la humildad adquirió más fuerza en mí. Gracias en definitiva por enseñarme y enseñarnos a ser mejores personas.

Te queremos y seguimos unidos por tu magia esperando no olvidar una de tus enseñanzas: la alegría de superar todas las dificultades…

Antonio, Jose, Nuria, Alejandro, tus compis voluntarios (de FAMAR-EA, de La Sal de la Vida, de Una Pizca de Sal, de ¿Jugamos Juntos?, y de las reforestaciones), el Aula de Mayores, Fernando B., y las Cármenes.

Anuncios

6 comentarios to “Nuestra Pepi”

  1. Fernando G. Brun 01/04/2013 a 10:24 #

    Una gran perdida para su familia y para nuestro grupo de voluntarios. Aun así, gracias Pepi por compartir un poco de tu vida con nosotros.

  2. Nils 01/04/2013 a 14:06 #

    Querida Pepi,
    te dejo un saludo cariñoso agradeciendo haberte encontrado en mi camino. Eres una persona llena de humanidad y de energía positiva y contagiosa. Para mi eres un ejemplo de como apreciar todo lo que la vida regala, de como vivir los momentos difíciles y como disfrutar de todo lo bonito empezando de lo más pequeño.
    Un fuerte abrazo,
    nils

  3. Nuria Meléndez 02/04/2013 a 11:54 #

    Siempre serás nuestra Pepi, sin duda has entrado en nuestra alma para contagiarnos tus ganas de vivir, de aprender… todo en ti era voluntad y espíritu de superación.
    Acudiré siempre a tu recuerdo para tomar la mejor manera de afrontar la vida. Gracias por tu generosidad!

  4. María José 03/04/2013 a 7:07 #

    Mi querida Pepi.
    Cuando aparecistes en nuestras vidas hace cinco años, te mostraste tímida y “muy poca cosa para nosotros” éso es lo que tú me dijiste.
    Nos costó mucho hacerte ver que no eras “poca cosa” que, por el contrario eres una persona muy válida y con un sin fín de cosas buenas.
    No podría resumir aquí la cantidad de virtudes de Pepi porque sería muy largo de contar, pero intentaré de destacar algunas: Eres (porque estarás siempre con nosotros) generosa, dulce, educada, deseando de servirnos en algo y siempre siempre infravalorándote a tí misma.
    Solamente voy a decirte que desde el sábado que nos dejastes, nuestra aula no es lo mismo sin tí, ni volveremos a ser nosotros los que éramos

  5. Tomás 22/04/2013 a 14:49 #

    Ave que anida,
    la marisma se alegra,
    estás con nosotras…

  6. Jose Gracia y Calvo 28/01/2014 a 18:38 #

    He aquí una sonrisa con la que aprender de la vida.
    He aquí una vida con la que aprender toda la vida.
    He aquí toda una vida resumida en una sonrisa.

    Pepi, Josefa Pérez Recamales, desde el sábado 30 de marzo vive una nueva vida. También nosotras.
    Y seguimos viviendo juntas.
    Gracias Pepi por ser.

    Jose Gracia y Calvo.
    1 de abril de 2013
    http://accion-participativa.blogspot.com.es/2013/04/pepi-la-sal-de-la-vida.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: